Los errores más frecuentes en tus rutinas de entrenamiento

In Deportes
errores rutinas de entrenamiento

En nuestras rutinas de entrenamiento es fácil cometer errores. Detectarlos a tiempo y no caer en ellos nos permitirá disfrutar más de hacer ejercicio.

 

No consigo lo que busco

Cuando nos proponemos hacer ejercicio, siempre tenemos una motivación detrás de nosotros que nos empuja a ponernos en marcha, independientemente que la actividad física sea correr, montar en bicicleta, hacer pesas o asistir a una clase dirigida.

La naturaleza de esta motivación es tan variada como personas hay dispuestas a ponerse a practicar cualquiera de las propuestas de ejercicio que tenemos a nuestro alcance. Pero a groso modo podríamos decir que estas motivaciones se giran en torno a:

  • Perder peso, aunque en algunas ocasiones también puede ser ganarlo.
  • Muscular o definir.
  • Reforzar una parte de nuestro cuerpo o potenciarla aun más.
  • Ponernos en forma sin más.

De esta manera, estas motivaciones se transforman en unos objetivos más definidos. Objetivos en los que depositamos toda nuestra ilusión. Pero en este camino que nos hemos impuesto nos encontramos con dos obstáculos para obtener los resultados esperados. Estos hacen referencia a unas situaciones a corto plazo y otras a medio y largo plazo:

  1. Las rutinas de entrenamiento. Son los ejercicios que debemos realizar de manera sistematizada en un tiempo específico. Implica adoptar un nuevo hábito.
  2. La desmotivación al no alcanzar los resultados esperados. Suele ocurrir cuando transcurrido un tiempo nuestra evolución se estanca o simplemente no acabamos de despegar del punto de partida.

Pero, ¿por qué no conseguimos lo que buscamos con nuestras rutinas de entrenamiento? La respuesta es muy simple: ¡por qué comentemos algunos errores que nos impiden alcanzar los resultados esperados! Son errores no forzados y, en muchas ocasiones, ni siquiera somos conscientes de que los cometemos.

 

10 típicos errores en nuestras rutinas de entrenamiento

Tanto si vamos a una instalación deportiva como si hacemos deporte por cuenta propia, es más normal de lo que nos imaginamos, cometer ciertos errores que nos van condicionar nuestra evolución. Y es que tener un profesional a nuestro lado para irnos corrigiendo mientras ejecutamos nuestras rutinas de entrenamiento no siempre es posible o no está a nuestro alcance.

A continuación os vamos a enumerar los 10 errores más frecuentes a los que estamos expuestos mientras hacemos las rutinas de entrenamiento. Así que toma nota:

1# Deshidratación. Tanto antes, durante como después del ejercicio es fundamental mantener los niveles de hidratación del cuerpo en un estado óptimo, especialmente si hace calor.

2# Alimentación inadecuada. Una dieta sana, equilibrada y ajustada a nuestras necesidades nos permitirá aportar los nutrientes que nos hacen falta, tanto en la cantidad como en la proporción precisamos para mantener nuestro ritmo. Y si es necesario, y siempre bajo la supervisión de un profesional, podemos recurrir a complementos vitamínicos.

3# Realizar nuestras rutinas de entrenamiento en ayunas o justo después de comer. Este error nos puede provocar en el primer caso una hipoglucemia (bajada del nivel de azúcar en sangre) y en el segundo caso un corte de digestión.

4# Mala o inadecuada equipación. Debemos llevar un material adecuado para la actividad que realicemos. Esto nos permitirá ser más eficientes por un lado y, por otro, evitar riesgos innecesarios de sufrir lesiones.

5# Recurrir a rutinas de entrenamiento no personalizadas. Cada persona es un mundo y cada persona tiene unas necesidades. Así que las rutinas de entrenamiento se deben ajustar a cada caso. No existen fórmulas generales para casuísticas individuales.

 

 

6# No hacer calentamiento ni estiramientos. El ansia por ponernos en marcha hace que nos olvidemos de dedicar el tiempo necesario a preparar al cuerpo para lo que le viene encima (calentamiento), ni para dedicar unos instantes al final a estirar para aliviar a los músculos de las tensiones acumuladas durante el entrenamiento. Estos dos aspectos son básicos para tener un rendimiento óptimo y para evitar sufrir lesiones indeseadas.

7# Olvidarnos del descanso como parte del entrenamiento. El rendimiento de todo deportista que se precie se basa en tres pilares fundamentales como son entrenamiento, alimentación y descanso. El descanso es el que nos permite recuperarnos y dejar el cuerpo listo para volver a la carga.

8# Ejercitarnos por obligación. Si las rutinas de entrenamiento las hacemos bajo esta presión, es muy fácil que rápidamente empecemos a generar excusas para procrastrinarlas para más adelante abandonarlas.

9# No variar las cargas y los ejercicios que componen las rutinas de entrenamiento. Ya sabemos que es una obviedad, pero las rutinas de entrenamiento hay que cambiarlas cuando se convierten en rutina. Modifica cargas de trabajo y ejercicios para poder evolucionar.

10# Tener prisa. Los italianos tienen una frase que lo dice todo: “piano, piano si va lontano”. Todas las cosas requieren su tiempo. No vale la pena forzar. Es mejor construir una sólida base sobre la que sustentar nuestra evolución para así alcanzar nuestros objetivos.

Evitar estos 10 errores es clave para olvidarnos de la exclamación: “no consigo lo que busco con mis rutinas de entrenamiento“. Y es que ser conscientes de que no hacemos algo bien es fundamental para poner remedio y empezar a ver que las cosas cambian.

Desde DEPORTES Y BIENESTAR esperamos que este artículo haya sido de vuestro agrado.

 

You may also read!

consejos-cuando-se-tiene-fiebre

Consejos cuando se tiene fiebre y frío

La fiebre, el frío o los escalofríos, suelen aparecer juntos. Se trata de reacciones naturales del organismo para mantener

Read More...
prevenir-una-lesion-muscular

5 consejos para prevenir una lesión muscular

Si practicas algún deporte sabrás que prevenir una lesión muscular es una de las preocupaciones de todo deportista. Te damos

Read More...
running-por-la-ciudad

Prevenir lesiones de rodilla si haces running por la ciudad

Todas las articulaciones son puntos delicados para un deportista. Sin embargo, estadísticamente la rodilla es la zona que más

Read More...

Mobile Sliding Menu