¿Por qué tengo dolor de cabeza?

In Salud
dolor-de-cabeza

Todos hemos sentido alguna vez un dolor de cabeza que no te deja dormir tranquilo o que te molesta cuando trabajas. En algunas ocasiones desaparece al tomarte un analgésico y no vuelve a aparecer en meses, pero en otras ocasiones persiste y se vuelve algo crónico con lo que tenemos que convivir.

La migraña podría afectar en España, según estudios recientes, a un 12,6% de la población, lo que supone cinco millones de afectados, un millón y medio de éstos la sufren de forma crónica, por lo que experimentan dolor de cabeza más de quince días al mes.
 

¿Quieres conocer un complemento alimenticio para el dolor de cabeza? SÍ QUIERO

 

Tipos de dolor de cabeza

En general podemos hablar de dos tipos de dolor de cabeza:

  • Los primarios. Son los que no están asociados a ninguna enfermedad y pueden manifestarse de repente. Algunos ejemplos son: la migraña, el dolor de cabeza en racimo y el dolor de cabeza tensional.
  • Los secundarios. Estos dolores de cabeza se manifiestan como un síntoma más de una enfermedad. Podemos destacar las siguientes causas: utilización excesiva de medicamentos, estrés, presión arterial alta, trastornos de tipo psiquiátrico, lesión craneal, tumores o trastornos del sistema nervioso periférico como la neuralgia del trigémino.

 

¿Cuáles son las causas del dolor de cabeza?

Aunque las hemos visto a grandes rasgos en el apartado anterior, podemos distinguir las siguientes causas del dolor de cabeza:

  • La tensión. Es la causa más común del dolor de cabeza entre adolescentes y adultos. En estos casos se habla de cefaleas tensionales y el dolor se manifiesta en las sienes y en los ojos. Pueden deberse a cansancio derivado de la vida diaria y del trabajo. Por lo general, este tipo de dolores se alivian con una pastilla o con un masaje.
  • El exceso de analgésicos. En cuanto nos duele la cabeza tendemos a tomar medicamentos para aliviar el dolor, pero si nos excedemos en el uso de analgésicos y luego dejamos de tomarlos, se produce un dolor de cabeza de rebote.
  • Las malas posturas. Cuando trabajamos mucho tiempo en una misma postura, delante de un ordenador, por ejemplo, y no nos movemos, o nos quedamos dormidos en una mala postura, es probable que aparezca el dolor de cabeza.
  • El consumo de alcohol. El alcohol reduce la frecuencia de la respiración, del corazón y afecta al funcionamiento del cerebro. Todos estos elementos pueden ocasionar dolor de cabeza.
  • La sinusitis. Se asocia el dolor en el seno afectado con el dolor en ambas sienes. Para conocer con exactitud si existe esa relación, es necesario realizar pruebas médicas.
  • El humo que se expulsa al fumar puede afectar tanto a quien fuma como a quien respira el humo. La nicotina tiene efectos sobre la actividad vascular del cerebro y puede producir dolor de cabeza.
  • El estrés. En nuestro día a día vivimos situaciones que nos pueden causar estrés en el trabajo o en casa. Las emociones nos afectan y una forma que tiene nuestro cuerpo de reaccionar es mediante el dolor de cabeza.
  • La menstruación. La menstruación en la mujer suele producir dolores de cabeza que se manifiestan mediante dolor a los lados de la cabeza, incluso puede ocasionar náuseas y vómitos.
  • Los problemas de sueño. La falta de sueño por haber dormido mal o pocas horas suele producir dolor de cabeza debido al cansancio que se experimenta.
  • Comer determinados alimentos. La alimentación también influye en el dolor de cabeza. Generalmente los productos con grasa como la mantequilla u otros productos como el chocolate, las nueces, el queso o la leche, se asocian al dolor de cabeza.
  • La neuralgia del trigémino. El nervio trigémino transporta las sensaciones de la cara y de la boca al cerebro. Cuando este nervio resulta dañado hace que el cerebro envíe señales anómalas al cerebro. Entre los síntomas de la neuralgia del trigémino se incluyen el dolor punzante en la mandíbula o en la cara y el dolor de cabeza.
  • El consumo de cafeína. Aunque la cafeína puede ayudar a tratar los dolores de cabeza, cuando se consume en exceso y luego deja de tomarse puede producir dolores de cabeza.

 

La prevención del dolor de cabeza

Gestionar correctamente la tensión diaria con técnicas para combatir el estrés de forma efectiva, respetar las horas de descanso diarias, no tomar alcohol y hacer deporte, te puede ayudar a combatir y prevenir el dolor de cabeza.

El tratamiento de los dolores de cabeza se suele realizar con analgésicos, pero es aconsejable que consultes con un médico para saber la dosis que debes tomar y durante cuánto tiempo. Otra buena opción son los masajes de la columna y del cuello, puesto que relajan la zona y alivian el dolor.

Si trabajas muchas horas delante del ordenador, es aconsejable que te levantes varias veces, al menos cada dos horas para despejarte y caminar. Puedes hacer estiramientos y buscar una postura cómoda cuando te vuelvas a sentar delante del ordenador.

 

En cualquier caso, si el dolor es persistente y molesto, debes visitar a tu médico.

You may also read!

running-por-la-ciudad

Prevenir lesiones de rodilla si haces running por la ciudad

Todas las articulaciones son puntos delicados para un deportista. Sin embargo, estadísticamente la rodilla es la zona que más

Read More...
sistema-nervioso-periferico

¿Qué es el sistema nervioso periférico?

Nuestro cuerpo es una estructura muy compleja, preparada minuciosamente para afrontar diversas situaciones y funciones. Dentro de esa maquinaria

Read More...
bicicleta-para-iniciarse-en-ciclismo

¿Cómo elegir una bicicleta para iniciarse en ciclismo?

La mejor forma de elegir una bicicleta para iniciarse en ciclismo es informarse bien antes de comprarla. Hay algunos

Read More...

Leave a reply:

Your email address will not be published.

Mobile Sliding Menu