Cuerpos extraños oculares

Los cuerpos extraños oculares pueden causar úlceras corneales o incluso llegar a provocar la pérdida del ojo.  NUNCA debemos intentar retirar un cuerpo extraño penetrante, debemos acudir a un veterinario ya que podría ser preciso realizar una  cirugía intraocular.

Los cuerpos extraños oculares pueden consistir en astillas, metal, vidrio, u otras partículas de distinto material. A menudo, los cuerpos extraños se introducen dentro de la conjuntiva o bajo el tercer párpado y causan la erosión de la córnea, para diagnosticar esta lesión es necesario realizar un test de fluoresceína.

En general, estos casos requieren sedación y anestesia tópica y en otros anestesia general ya que pueden ser difíciles de encontrar. El tratamiento consiste en retirar el cuerpo extraño y administrar tratamiento de úlcera corneal. En la mayoría de los casos, es recomendable utilizar también un antiinflamatorio sistémico o por vía oral.

Si quieres más información: Wave of Relief for Corneal Foreign Bodies

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

12 − 2 =