La evolución se repitió dos veces en Flores

Cuando en el año 2004 se descubrieron los restos de un homínido diminuto en la isla indonesia de Flores, estábamos viendo aparecer una nueva especie dentro del árbol filogenético humano. Por su pequeño tamaño, y por el estreno de las películas de “El señor de los anillos” en esa época, a esa nueva especie, Homo floresiensis, se le apodó “hobbit”.

En la actualidad, cerca de la misma zona donde se encontraron esos huesos antiguos existe una población de humanos que se caracteriza también por su pequeño tamaño. ¿Serían éstos los descendientes de aquellos?

Es bien sabido que las poblaciones insulares, por la peculiaridad del territorio, por la disponibilidad de alimentos y por la presencia o más bien ausencia de predadores, suele evolucionar en dos formas contrapuestas: las especies grandes se hacen pequeñas y las pequeñas se hacen grandes. Ejemplos tenemos como en las poblaciones humanas de las islas Andamán y los propios indígenas de Flores actuales. Cuando nuestro “hobbit” vivía allí compartía territorio con elefantes enanos y varanos gigantescos.

Estudios recientes han establecido que las poblaciones actuales de pigmeos de Flores no tiene ninguna relación con los antiguos y diminutos Homo floresiensis. En este caso podemos decir que la evolución se autocopió.

https://www.abc.es/ciencia/abci-actuales-pigmeos-isla-flores-no-descienden-hobbits-201808040337_noticia.html

Leave a Comment

Your email address will not be published.

dieciseis + 19 =