La importancia de la alimentación en chinchillas

Al igual que ocurre con los conejos y cobayas, las chinchillas son animales en los que los dientes tienen un crecimiento continuo a lo largo de su vida. Estos animales son estrictamente herbívoros y hay que proporcionarles una dieta a base de heno en un 90%, mientras que el resto de la dieta puede componerse de pienso extrusionado (al ser posible especial para chinchillas, más rico en proteínas que el de conejos y cobayas).

También se puede suplementar la ración con unas pocas verduras y semillas, aunque no tienen que suponer un porcentaje demasiado alto en la dieta (en especial las semillas, que deberían darse ocasionalmente como premio).

Una incorrecta alimentación puede dar lugar un sobrecrecimiento en los dientes, tanto incisivos, como premolares y molares, con los consecuentes problemas gastrointestinales y de dolor que ello conlleva.

El heno es la principal fuente de fibra y asegura el buen funcionamiento del aparato digestivo. Además permite el correcto desgaste de dientes y muelas. Es bueno utilizar distintos tipos de henos Los henos más adecuados son los de fleo (Timothy) y de alfalfa. Otros tipos de heno: gramíneas (por ejemplo dáctilo – Orchard Grass), otras leguminosas o cereales (por ejemplo heno de avena). También es adecuado suministrarles una variedad de hierbas y flores secas. El heno debe ser verde y oloroso y conservarse en un lugar fresco y seco para evitar que se deteriore.

 

Leave a Comment

Your email address will not be published.

cinco × 2 =